Todos los alimentos que administramos a nuestros caballos contiene los mismos elementos estructurales, por lo tanto para una alimentación equilibrada, debemos empezar a plantearnos qué complementos contiene la comida que consume nuestro deportista. De esta manera podremos comenzar a hacer elecciones razonables sobre el tipo de ración.

Siendo así, es importante tener claro que todos los alimentos contienen: energía, carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y agua.

La mayor parte de la dieta debe estar compuesta por forraje, es el tipo de alimento que los caballos toman de forma natural. Si el caballo necesita más energía se le debe proporcionar en mayor cantidad, siempre y cuando haya claridad sobre la dieta que esta recibiendo y de qué manera se va a administrar la energía. Por ejemplo, las situaciones donde el deportista necesita más energía, son cuando está realizando ejercicio intenso, el período de crecimiento y el período reproductivo en yeguas.

Ten presente algunas materias primas para su alimentación: cereales, avena, cebada, trigo, maíz, suministro de forraje, heno de prado y heno de cereales. Recordemos que debido al estómago pequeño que tienen los equinos, debemos suministrar alrededor de 3 kg de grano al día, para evitar problemas gastrointestinales.   

Porcentajes de proteína:

*Equinos adultos para mantenimiento: 8 – 10% de proteínas.

*Adultos en entrenamiento: 10 – 12% de proteínas (estos equinos no necesitan dietas de alta proteína sino de buena calidad).

*Yeguas preñadas: 11 – 12% de proteínas.

*Lactancia: 13 – 14% de proteínas.

*Potros en crecimiento (menos de un año): 14 – 16% de proteínas.

*Potros mayores del año: 13 – 14% de proteínas.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0