FEDEQUINAS, en su carácter de Federación Nacional y como ente oficial, construyó un artículo informando el proceso del potro desde su nacimiento hasta el destete, esto con miras a tener un mayor entendimiento del CCC:

Gestación de la yegua:

El tiempo de gestación de las yeguas varia entre los 320 días a los 360. Se debe tener en cuenta que con partos menores a 300 días se pueden tener potros más pequeños y débiles. En cuanto a la alimentación de la yegua en gestación, es importante la condición corporal (C.C) de la yegua, esta ayudará a determinar cual es el mejor alimento.

Las yeguas con buena C.C puede ser alimentada con yeguas no gestantes hasta el octavo mes, por el contrario las yeguas con baja C.C deben ser alimentadas con concentrados energéticos.


Durante el último tercio de gestación, se debe suministrar alimentos con mayor energía para evitar desgastes corporales en la yegua gestante, ya que esta alimentación, minimizará el riesgo de cólico o laminitis presente durante la gestación por el aumento de alimentos a base de carbohidratos (almidones y azúcares). 

Es importante tener en cuenta que de la nutrición de la yegua, depende el desarrollo del feto.

Nacimiento del potro:

Los primeros 6 meses del potro, es cuando se desarrolla el 80% de la alzada y longitud que tendrá como adulto. La primera alimentación que debe tomar el potro tras su nacimiento es el calostro de la yegua (la calidad del mismo dependerá en gran medida de la alimentación de la yegua durante su período de gestación).

Es muy importante que el potro se alimente con el calostro entre los 30 minutos y las 2 horas posteriores al nacimiento, ya que en este encontramos una alta dosis de vitamina A y de inmunoglobulinas (anticuerpos) las cuales se absorben a través de la pared intestinal y son necesarias para protegerlo.

Poco a poco, y a medida que la yegua deje de producir tanta leche, el potro comenzará a ingerir forraje. En este momento es cuando hay que tener especial sensibilidad con el potro, ya que realizar el destete de forma brusca puede ocasionar graves trastornos en nuestro equino, por eso lo mejor es hacer un destete gradual.

Es importante recordar que la unión entre la yegua y su potrillo ocurre en las primeras veinticuatro horas, durante el primer mes de vida los potros muestran una dependencia máxima de sus madres y tienen un mínimo contacto con otros caballos. La mejor forma de evitar problemas de comportamiento y conflictos al destete, es interactuar con ellos desde su nacimiento 

Destete del potro:

El destete de los potros se puede hacer cuando este tenga unos 6 meses de edad, ya que después de los 3 meses del nacimiento, la madre reduce la producción de leche y es aquí donde se puede generar el destete de una manera natural.

Antes de proceder a la separación del potro con su madre,  esas dos o tres últimas semanas se debe aumentar la comida del potro para así compensar la reducción de leche materna y comenzar a disminuir los momentos en los que el potro se alimente de su madre.

Es importante que una vez, se separe el potro de su madre, debe ser la yegua quien sea trasladada. De esta manera, se evita cambiar el entorno donde se encuentra el potro, ya que no es recomendable hacerle demasiados cambios en el momento en que se está realizando el destete.

Después del destete: 

El destete es una de las fases mas traumáticas para los potros, por ello es importante tener en cuenta que en esta etapa de su vida, va a sufrir un cambio radical, lo que lo llevará a una fase de estrés.

Después del destete, el potro sufrirá una perdida de peso y un bajón en su crecimiento, por esto la alimentación debe ser la correcta hasta que llegue al final de su desarrollo, se debe alimentar con un concentrado específico desde los 2 meses, así se asegura su buena alimentación y adaptabilidad. En promedio el potro debe recibir 750grs / día de concentrado por cada 100Kg de PV (Peso vivo).

Si queremos tener un buen desarrollo del potro debemos asegurarnos que corra, ande sin límites y juntarlo con otros potros en función de la edad, recordando que no debe someterlo por más de 10 hrs / día en la pesebrera. El ejercicio ayuda a tener un potro de altas características y un gran competidor. Por eso, es importante realizar ejercicios específicos y suaves para mejorar su musculatura, ya que ejercicios bruscos durante el primer año (período cuando más se desarrolla su esqueleto) son contraproducentes.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0